Pay de calabaza (desde cero)

img_2040

Esperé todo el año por la temporada de calabaza. Iba a cocinar en dulce la mitad de una tajada, pero cuando ya estaba hirviendo con piloncillo y especias, tuve una mejor idea: hacer un pay.

Para el crust, hice una masa elástica y manejable, muy similar a la de las empanadas de pino chilenas, que horneada queda crujiente en los bordes y suave bajo el relleno.

Como fue improvisado, no sabía si licuar el relleno para obtener un puré, pero decidí dejar trozos de pulpa. Y para el toque especial, lo adorné con figuras de Halloween de masa.

Es una receta fácil aunque laboriosa, pero vale la pena. No hay muchos pays de calabaza en el mercado mexicano, y los que conozco son demasiado dulces. Nada como hornear en casa y controlar cantidad y calidad de ingredientes.

Ingredientes

1 1/2 tazas de calabaza cocida

piloncillo, canela en rama, clavo, nuez moscada, pimienta y jengibre en polvo, todo al gusto

1/2 taza de leche

1/2 taza de agua tibia

1/2 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

500gr de harina de trigo

2 yemas

1/2 taza de manteca vegetal (recién derretida)

mantequilla/margarina/manteca para engrasar el molde

 

Instrucciones

1. Se saca la carne de la cáscara con una cuchara y se cocina por unos 10 minutos a fuego lento con un trocito de piloncillo, una rajita de canela, clavo, nuez moscada, pimienta y jengibre en polvo al gusto. Si se seca se puede agregar un chorrito de agua o de leche. img_1997img_2001

2. Se reserva 1 taza de harina para el amasado. Se ponen el resto de harina y yemas en un bowl y se mezclan con un tenedor o con los dedos hasta incorporarse. Luego se vierte la manteca derretida y se sigue mezclando por un par de minutos. img_2006

3. Se mezclan la leche, el agua, la sal y el azúcar. Se forma un volcán con el harina y se va incorporando la mezcla poco a poco. img_2007

4. Se amasa por espacio de 10 minutos, hasta que no queden grumos y la masa esté suave y elástica. La dividí en dos partes y mientras tanto la dejé en un bowl cubierto por un trapo húmedo. img_2008

5. Se engrasa y enharina el molde donde se va a hornear, y entonces se estira la masa con el rodillo hasta lograr el grosor deseado. img_2011

6. Se cortan los bordes y se pincha el fondo con un tenedor o palillo, para evitar que la masa se infle durante el horneado. img_2014

7. Se rellena el crust con la calabaza en dulce, que puede estar con pulpa o licuada con textura de puré. Yo elegí dejarla con pulpa. img_2021

8. Con el resto de la masa, del mismo grosor que el crust, corté figuras con moldes de galleta y les puse detalles con ayuda de palillos y utensilios de cocina. img_2024

9. Se acomodan las figuras sobre el relleno, ya sea en las orillas o a lo largo y ancho, y se barniza la masa con huevo revuelto. img_2025

10. Se hornea durante 30 minutos, o hasta que la masa se vea dorada. Está listo. img_2031

A la primera mordida supe que había decidido bien al dejar la pulpa, porque se podían sentir los trocitos de calabaza. Lo acompañé con un café negro. img_2039

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s